«Todos los niños del colegio tienen una sesión de coro por semana. Pero, muy rápidamente, notamos que algunos de ellos pedían más. Por esta razón, decidimos crear el Coro Agora Portals. Desarrollan su voz; el oído, obliga al alumno a encontrarse con otras voces, y precisa de una escucha vertical en la música.
Realizamos ensayos por grupos de tres o cuatro alumnos como complemento a los tres ensayos grupales semanales. Estas sesiones me permiten conocer la voz de cada niño, sus posibilidades, y controlar su desarrollo. La clase reducida me permite enseñarles técnicas corporales y teatrales que les ayuden a desenvolverse en el ámbito escénico. Por otro lado, aprenden biología: explico la anatomía de la voz.»

29 / 08 / 18