Por qué los profesores de Agora Portals International School son los mejores ‘influencers’ para tu hijo

Muchos de nosotros ya estamos familiarizados con algunos de los ‘influencers’ y ‘youtubers’ que nuestros hijos siguen en el popular canal de vídeo y en redes sociales. Sin embargo, en plena era de los ‘influencers’ hay unos que son mucho más importantes para el futuro de nuestros niños: su palabra, su conocimiento y un aula, esas son las herramientas de los verdaderos ‘influencers’ de nuestros hijos, los profesores.

«La enseñanza es más que impartir conocimiento, es inspirar el cambio. El aprendizaje es más que absorber hechos, es adquirir entendimiento», esta frase del escritor William Arthur Ward ya apuntaba las claves de lo que es ser un auténtico ‘influencer’.

La influencia que ejercen los profesores en nuestros hijos es mayor de lo que pensamos. Están presentes en sus vidas día a día y van sembrando las semillas del conocimiento para ir sentando las bases de su desarrollo y de su futuro. «Un gran poder conlleva una gran responsabilidad», tal y como dice el popular lema de Peter Parker popularizado en los cómics de Spider-Man y los profesores del Agora Portals International School son conscientes de esa gran responsabilidad y no dudan en sacar el máximo partido a ese superpoder.

Para estar cerca de los alumnos es fundamental conocer qué tendencias son populares entre ellos, qué canales utilizan para comunicarse y relacionarse o qué despierta su inquietud y su curiosidad, por eso, nuestros profesores saben que es muy importante estar al día en cuanto a tecnología y redes sociales, por eso se forman constantemente y además se informan sobre tendencias populares entre los alumnos, ya que es la forma de llegar mejor a ellos: «Por parte de toda la comunidad escolar el proyecto tecnológico del colegio fue y está siendo muy bien aceptado, ya que ha permitido un vertiginoso cambio en la metodología, la comunicación entre profesores y alumnos, y en la individualización de la enseñanza. Este proyecto ha facilitado a todos los alumnos una mayor participación, expresión, creación de contenidos, aprendizaje significativo, personalización en su aprendizaje y una excelente motivación. Además, la adaptación del colegio a las nuevas corrientes educativas, nos ha permitido situarnos en la vanguardia de la excelencia académica», explica Antonio Hernández, coordinador de secundaria del Agora Portals International School.

No solo los alumnos se forman y aprenden, los profesores también: «Para poder llevar a término todo esto, es prioritaria la formación constante del profesorado, pues para dar una enseñanza de calidad, hay que tener una formación de calidad», asegura Hernández.

Sus intereses importan

Para conocer a los alumnos y poder desarrollar un vínculo más beneficioso entre ellos y los profesores es importante saber qué les interesa y les motiva. Por eso, en nuestro centro tenemos muy presente los intereses del grupo y, a partir de ahí, se establece una dinámica muy concreta: «Para comenzar un proyecto partimos de los intereses del grupo. Seguimos un modelo constructivista basado en la conexión de su realidad con sus intereses. Las actividades están relacionadas y el proyecto está abierto a varias soluciones. Las actividades avanzan de cara al desarrollo de las competencias. Se busca la resolución de un problema o un caso elaborando un producto final y una reflexión final», argumenta el coordinador de secundaria.

La labor del profesor consiste en motivar y guiar el desarrollo educativo para que los alumnos encuentren por sí mismos las soluciones a los problemas planteados, por eso, las actividades que se desarrollan en clase tienen una secuencia clave: recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar y crear. ¿Cómo se consigue esto? Mediante el modelo de la clase invertida: «Enviamos vídeos de unos 3 minutos y un par de preguntas para poder evaluar cuántos niveles de aprendizaje tenemos dentro del grupo. Las actividades de las sesiones quedan secuenciadas en tres niveles y preparadas para que todos los niveles del grupo se puedan ir reenganchando los unos con los otros», argumenta el experto.

Proyectos personalizados e integradores

No hay mejor forma de influenciar que enseñar cómo sacar partido a las fortalezas de cada uno y cómo ponerlas al servicio del grupo para que todos aporten lo mejor de ellos mismos. Esta idea está muy presente en el proyecto educativo de nuestro centro, por eso, para programar los proyectos es importante tener en cuenta: objetivos, recursos, herramientas, agrupamientos, difusión, método de evaluación, estándar de aprendizaje, producto y, por supuesto, las tareas a realizar. Es decir, en nuestro centro, tal y como explica Hernández, «trabajamos planificando un cronograma de forma que todos los implicados saben dónde están, cómo trabajan y qué parte profundiza cada uno en el proyecto». Y todo esto se supervisa a través de diferentes modelos que permitan establecer un recorrido para el plan de trabajo con el grupo, conectando con la taxonomía de Bloom, es decir, evaluando el nivel cognitivo adquirido en cada asignatura.

Profesores ‘influencers’ que conectan

¿Qué tienen los ‘influencers’ a los que siguen nuestros hijos para lograr engancharles tanto? Que saben conectar con sus intereses y su realidad. Nuestros profesores también saben que, para lograrlo, es importante fomentar la comunicación y las tecnologías bien implementadas en el ámbito educativo han mejorado esta faceta: «Desde que comenzamos a utilizar las nuevas tecnologías y las metodologías activas, han aumentado las interacciones entre los maestros y los alumnos. Ha mejorado el clima en las aulas, y se ha incrementado la motivación hacia el aprendizaje por parte de todos los alumnos. Las plataformas educativas permiten una comunicación fluida, directa y rica entre alumnos y profesores, además favorece un enriquecimiento mutuo de experiencias», asegura el coordinador.

No solo las TIC (Tecnologías de la información y la comunicación) han ayudado a mejorar esa comunicación y, por tanto, el aprendizaje y los resultados académicos. Tal y como los propios docentes aseguran, partir desde las tendencias más populares entre los alumnos ha resultado ser un instrumento que ha contribuido al cambio y a la modificación en la dinámica educativa dentro de nuestras aulas:  «Las sesiones de clase se han convertido en conversaciones fluidas y continuas, dando sentido a lo que se aprende. Todo ello favorece una presentación inmediata de los contenidos, una fuente inagotable de información multimedia e interactiva, facilitando la relación de los contenidos curriculares con la realidad cotidiana de nuestros alumnos», concluye Hernández.

Los profesores cuentan en nuestro centro con estos recursos para ayudar y enseñar a nuestros hijos, pero su influencia va mucho más allá: queremos que todos los alumnos de Agora Portals International School «aprendan a aprender»  y nuestros profesores hacen también una labor de coaching, combinando todos los recursos disponibles para sacar lo mejor de cada alumno.

Los profesores acompañan a los alumnos día a día, están presentes en su desarrollo y, sin duda, tienen una característica fundamental en un verdadero ‘influencer’: dejan huella. «El maestro deja una huella para la eternidad; nunca puede decir cuándo se detiene su influencia» decía el historiador y escritor estadounidense Henry Brooks Adams y, solo valorando y cultivando ese gran poder que tienen los profesores, seremos conscientes de que ellos sí son los verdaderos ‘influencers’ que nunca pasarán de moda.

28 / 01 / 21